miércoles, 25 de diciembre de 2013

Metodo PREMAC: Marca Registrada

Además del la Inscripción en el Registro de Propiedad Intelectual, el Método PREMAC ahora es Marca Registrada, especialmente en las clases vinculadas al Autocuidado y Autoprotección de los trabajadores por 10 años.

Este es el documento que acredita dicha patente industrial.


Estas disposiciones tienen carácter legal y respaldo internacional conforme a los Convenios actualmente vigentes en la mayoría de los países e idiomas.

PERSIST LTDA., no se hace responsable del trabajo de imitadores o copias de pseudo-especialistas en Autocuidado en el trabajo mediante técnicas de Autocontrol.

Vigile a quienes le ofrezcan Métodos de este tipo. Sea cuidadoso/a. Consulte por los orígenes de la metodología que le ofrezcan, su nivel de preparación profesional, los fundamentos de la psicología industrial aplicada utilizados, las aplicaciones estadísticas y de neurociencia empleados para efectuar la oferta, los resultados obtenidos, es decir,  donde éstos se han publicado (revistas técnico científicas), y donde se han realizado las intervenciones, entre otras acciones para detectar copias fraudulentas de este material, que exponen a su empresa a acciones legales.

Trabaje con originales no con imitaciones. Imprima calidad y continuidad a su acción preventiva en el trabajo empleando el Software Conductual especialmente diseñado para PREMAC.

Haga de la Seguridad una ventaja competitiva para su empresa con el empleo de nuestros métodos conductuales, probados y actualizados.

Consulte a: seguridad@persist.cl

miércoles, 14 de agosto de 2013

Behavior Safety Management: PERSIST Pyramid

El ámbito de control de la conducta hacia la Seguridad.

Tradicionalmente se considera que la gestión externa de la conducta o la enseñanza mediante cursos o talleres es la herramienta más importante para lograr cambios en los comportamientos de riesgo en el trabajo.
Pero no es así.
En el gráfico siguiente se describe la capacidad de las acciones sobre estos comportamientos. La acción de la supervisión, en la que pueden inscribirse cursos y talleres, tiene un pequeño impacto.

Para conocer los métodos conductuales, actualizados y originales en español de PERSIST LTDA., escriba a capacitacion@persist.cl

sábado, 6 de octubre de 2012

Seminario Internacional en Quito: ECUADOR

Luis López-Mena nos hablará sobre la motivación para la seguridad del trabajo basada en la conducta. http://www.ciseo.org/index.php/noticias/

o tambien: http://www.ciseo.org


luislopezmenaCISEO contará con el placer de tener al Dr. Luis López Mena como ponente el jueves 22 de noviembre a las 14 horas. El prestigioso psicólogo y Doctor en Filosofía y Letras por la Universidad Autónoma de Barcelona nos ofrecerá la charla: "Motivación para la seguridad del trabajo basada en la conducta".
Entre su experiencia profesional destaca su actividad docente en importantes universidades como la Universidad de Granada, la Universidad Politècnica de Catalunya o la Universidad de Chile.
También desempeña su labor como psicólogo especialista en psicología del trabajo en su compañía Persist LTD. Allí estudian y aplican cómo construir un conocimiento  basado en la cultura de la seguridad laboral mediante originales metodologías como TEPS (Tecnicas Psicologicas en Seguridad o  PTAS Method (Psychological Methods applied to Safety) o PREMAC Method (self protection method directed to floor workers).
En su trabajo preventivo emplea un modelo basado solo en los conocimientos de la psicología obtenidos con rigor experimental y en la neurociencia. Este modelo le facilita la Evaluación Funcional de las conductas laborales que requieren cambios y además, le permite establecer, en forma gráfica, relaciones de causalidad entre la intervención psicológica-preventiva y los resultados obtenidos en la reducción de la accidentalidad.
El trabajo del Dr. López-Mena combina metodologías conductuales y cognitivas dirigidas al control de los neurotransmisores que facilitan la conducta impulsiva en el trabajo y a la gestión de las emociones que inducen comportamientos inseguros. Actualmente, estudia las funciones de la oxitocina en las conductas interpersonales involucradas en la autoprotección en el trabajo junto con estrategias para fortalecer la autoestima de los trabajadores como factor de apoyo al cuidado de sí mismo.
Por otro lado, es autor de libros con técnicas psicológicas y de diferentes artículos que describen sus experiencias directas en prevención de riesgos laborales en diversas empresas de los cinco continentes. Fue Editor Asociado de la Revista de Psicología de la Universidad de Chile hasta el año 2004 y es Miembro Titular de la Organizational Behavior Management Network. Ver más en: http://www.ciseo.org/index.php/noticias/

jueves, 21 de octubre de 2010

Acreditar el Autocuidado en el Trabajo

Recientemente, una Comisión destinada a mejorar la Seguridad del Trabajo está en el proceso de entregar un pre-informe al Gobierno. Entre los cinco primertos puntos la prensa informa que se intentará Certificar o Acreditar el Autocuidado en el Trabajo.

Para PERSIST LTDA. (www.persist.cl) esta es una buena primera noticia sobre el asunto, aunque desde luego, requiere perfeccionamientos y matices.



El Método PREMAC (Prevención Mediante Autocontrol) acredita, desde 1997, mediante diferentes instrumentos y Técnicas psicológicas de Autocontrol, el Autocuidado o Autoprotección en el Trabajo de cada trabajador.

Las personas que participan del Método PREMAC, responden un examen para obtener una Certificación la que es validada mediantes sistemas de Auditoria del Autocuidado para las cuales el Metodo dispone de los Formatos y Tablas necesarios.

Mediante estos recursos técnicos de la Psicología del Trabajo, es posible situar en una gradiente numérica los niveles de Autocuidado en el Trabajo. Autocuidado NO se demuestra con ausencia de accidentes del trabajo. Es una conducta de autoprotección, de cuidado de si mismo, de respeto por si mismo y los demás. De seguimiento de las normas de trabajo, de informar de las condiciones inseguras, de contribuir a corregir situaciones sub estándar y de orientar a los compañeros entre muchos otros comportamientos, que conforman una Escala de Autocuidado, amigable, fácil de aplicar y de puntuar.

Todos los recursos técnicos del Método PREMAC han sido puestos a prueba en diferentes paises americanos con éxito sustantivo y demostrable, en la reducción de accidentes de trabajo, lo que obedece al principio lógico que, a mayor conducta segura, menor cantidad de accidentes, por lo que es la conducta segura la que debe ser fortalecida, más que solo corregir la conducta insegura.

El Método PREMAC(R) es un Método original, Propiedad Intelectual de PERSIST LTDA. de Santiago de Chile. En la actualidad, diversas empresas han adquirido la Licencia necesaria y el entrenamiento correspondiente para aplicarlo en sus instalaciones.

El Método ha sido traducido por nosotros al portugués y al inglés. Nuestros clientes han efectuado la primera traducción al Chino mandarín, dado que se ha iniciado su empleo en una empresa de ese país.

Consultas sobre como aplicar el Método PREMAC a: capacitacion@persist.cl

lunes, 15 de febrero de 2010

Aplicaciones actuales de la psicología experimental y la neurociencia a la prevención de riesgos laborales.

Desde hace algunas décadas los especialistas en prevención de riesgos señalan que la conducta insegura es la principal causa de los accidentes en el trabajo. Sin embargo, los programas de formación de profesionales de la prevención de riesgos en forma mayoritaria, continúan insistiendo en entregar una generosa porción de su tiempo a las asignaturas vinculadas a los factores de ingeniería de la prevención. Esta situación da lugar a una interesante paradoja, por una parte se señala a la conducta como causa de los accidentes, pero por la otra se dedica la mayor parte del tiempo para la formación en prevención a la ingeniería, no a la psicología.

Sin duda la principal responsabilidad de generar espacios seguros de trabajo corresponde a ingenieros y arquitectos, pero si ocurre, como parecen indicarlo los datos, que la mayor accidentalidad obedece a factores conductuales, es legitimo revisar cuales son los modelos que pueden aportar más a la prevención con el fin de controlar esos factores y cerrar la paradoja antes señalada, entregando a los especialistas más tiempo, durante su formación, para obtener nuevos conocimientos sobre comportamiento humano que complementen sus recursos destinados a enfrentar la accidentalidad.

Estos nuevos conocimientos provienen de la psicología experimental y de la neurociencia, y han sido aplicados con éxito, a la conducta en el trabajo desde fines de la década de los setenta. Estas aplicaciones han logrado demostrar la eficiencia de las acciones preventivas conductualmente orientadas, es decir, de aquellas intervenciones que identifican la conducta humana como un fenómeno natural, observable, de ocurrencia frecuente y directamente relacionado con su ambiente. El estudio de la relación conducta-ambiente resulta clave, porque este es el estudio de los procesos naturales de aprendizaje que dan origen a casi toda la conducta humana. Convendrá señalar aquí que la expresión aprendizaje se refiere a los procesos que resultan en cambios relativamente permanentes en la conducta y no al proceso de formación.

El conocimiento obtenido mediante estos estudios ha hecho posible establecer en prevención de riesgos laborales, entre otras aseveraciones, las siguientes: a) la atención del psicólogo debería dirigirse a la conducta, no al estudio de los riesgos o a los accidentes; b) la conducta segura es aprendida, pero también la conducta insegura es aprendida; c) dado que los procesos de aprendizaje son conocidos, estos mismos procesos pueden ser empleados para revertir las conductas inseguras y d) la intervención preventiva debe dirigirse al fortalecimiento y aumento de la conducta segura antes que a la corrección de las conductas inseguras.

A partir de estas orientaciones cuya utilidad ha sido ampliamente demostrada por la investigación y por su aplicación en las organizaciones, al prevencionista le resulta más práctico y útil para mejorar la conducta segura y reducir los accidentes, emplear un modelo de intervención conductual en la empresa. Este modelo puede dirigirse en dos direcciones no incompatibles entre si. La primera dirección establece las posibilidades de la intervención del psicólogo o del prevencionista, basadas en el locus de control externo de la conducta que requiere cambio.

La segunda dirección puede emplear los recursos del locus de control interno de la conducta.

En la primera dirección se emplean las estrategias del Análisis de Conducta Aplicado. La segunda dirección del modelo se denomina Autocontrol para la Autoprotección en el Trabajo. Ambas direcciones del modelo proceden desde la psicología de la conducta en la que el autocontrol es una sub area del análisis de conducta.

Hasta ahora, la mayoría de las intervenciones conductuales en la prevención de riesgos laborales se han efectuado empleando los recursos del análisis de conducta aplicado. En este caso, en síntesis, un agente externo ejerce diversas formas de presión positiva sobre el comportamiento de un trabajador para que éste ejecute su conducta laboral en forma segura. El conjunto de aplicaciones que emplean esta línea de trabajo se conocen genéricamente como Seguridad Basada en la Conducta (Behavior Based Safety) y es conveniente conocer sus ventajas y limitaciones.

Por su parte, las aplicaciones del autocontrol de la conducta a la prevención de riesgos laborales son más recientes, pero han demostrado gran efectividad. En este caso, el propio trabajador utiliza sus propios recursos para dirigir su conducta hacia la seguridad y define sus metas, las que le proporcionan significado al esfuerzo preventivo que debe realizar en el trabajo. El desarrollo de la capacidad de autoprotección requiere que el trabajador centre su atención al menos en cuatro componentes del autocontrol: a) la gestión de sus emociones; b) el desarrollo de sus habilidades sociales; c) el control de sus ideas irracionales sobre las causas de los accidentes de trabajo y d) eleve su autoconcepto.

Ambas estrategias siguen el modelo psicológico denominado conducta-consecuencia, según el cual la conducta de las personas es una función de sus consecuencias. Ambas han demostrado capacidad para lograr aumentar la conducta segura en el trabajo, gracias a lo cual los accidentes de trabajo descienden drásticamente y evitan, cuando son correctamente aplicadas, la regresión del cambio conductual obtenido. Desde el punto de vista instrumental, los recursos de la psicología de la conducta constituyen una alternativa productiva a la clásica y casi única herramienta empleada hasta hoy para lograr cambios de conducta en prevención: la formación. Si bien la formación no debe descuidarse por ninguna razón, tampoco puede pedírsele que garantice que los cambios de conducta buscados mediante capacitación o formación efectivamente se producirán. Ciertamente, a pesar de su clara y obvia necesidad, la investigación muestra que la clásica intervención en prevención, basada solo en la formación empleando el modelo enseñanza-aprendizaje, no logra cambios conductuales de calidad similar a los que logra el modelo conducta-consecuencia.

En la prevención de riesgos laborales en la empresa, las estrategias de intervención psicológica, a partir del locus de control externo o interno de la conducta, pueden emplearse en forma separada o conjunta. Diversas consideraciones sobre el estilo de liderazgo, o la propia historia de la organización, pueden hacer aconsejable el empleo del control conductual externo o del autocontrol personal.

Como puede apreciarse, gracias al estudio experimental de los procesos naturales de aprendizaje y al desarrollo de la neurociencia, la psicología de la conducta ha efectuado significativos aportes a la prevención de riesgos laborales. Su aplicación a la seguridad del trabajo en diferentes continentes, países y empresas ha aportado nuevas luces sobre la idea de la cultura organizativa presentando a ésta, no como una difusa atmósfera psicosocial, sino como el conjunto de conductas identificables que prevalecen en una organización, porque son mayoritariamente recompensadas socialmente por sus miembros. De esta forma, cuando se cambia la conducta hacia la seguridad, también se cambia la cultura de seguridad por lo que la cultura resulta administrable con los recursos del análisis de conducta.

Es conveniente, considerando lo expuesto, proporcionar a los prevencionistas un mayor espacio durante su formación para acceder a estos nuevos conocimientos y recursos. Sin descuidar los factores de ingeniería de la prevención, parece claro que es necesario utilizar los avances de la psicología de la prevención para lograr mejores resultados y mantenerlos en el tiempo.
L. López-Mena. Psicólogo.

(Este texto es un resumen de la Ponencia a presentar en la ORP 2010,por invitación de la Universitat Politecnica de Cataluña, en Valencia, España en mayo 2010).

Referencias:

Bayés, R. (1985). Enseñanza de la observación del comportamiento humano en una situación natural. Enseñanza de las Ciencias, 1, 158-167.

López - Mena, L. y Correa, S. (1997). Técnicas de Autocontrol Aplicadas al cambio de la conducta insegura en el trabajo. Revista del Instituto de Seguridad en el Trabajo. 112; 4-11.

López-Mena, L. (2008) Intervención Psicológica en la empresa. Madrid: Ediciones Pirámide.

Lopez-Mena, L. y Rodriguez-Fernandez, A. (2009) Psicología en Prevención de Riesgos Laborales y Ergonomía. En: A. Rodriguez-Fernandez, V. Zarco y J.M Gonzalez (Eds.) Psicología del Trabajo. Madrid: Ediciones Pirámide.

Kosfeld, M. et. al. (2005) Oxytocin increases trust in humans. Nature 435 ; 673-676.

Perlow, R. (2001) Training and development in organizations: a review of the organizational behavior management literature. En: C.M. Johnson; T.C. Mawhinney,. y W.K. Redmon, Introduction to Organizational Performance: behavior analysis and management. Nueva York: Haworth.

Sulzer-Azaroff, B. y Austin. J. (2000) Does BBS work? Professional Safety. 45; 19-24.

Sobre el autor se ha dicho:

”…Un investigador fundamental en nuestro país en el campo de la seguridad laboral es López-Mena que ha desarrollado un intenso trabajo en el tema. En 1989, publica un trabajo sobre modelos de intervención en Psicología Preventiva, en el que muestra la aplicabilidad del refuerzo social y evalúa el cambio que introduce el psicólogo en Seguridad Industrial. El mismo año, publica el libro «Intervención psicológica en la empresa» que enmarca la intervención bajo la Psicología, del aprendizaje. En este contexto, López Mena describe desde una dimensión práctica los utensilios de la intervención psicológica en la empresa, las consecuencias y los antecedentes de la conducta. Una parte fundamental del libro es la dedicada a los diseños para la evaluación de programas de intervención en las organizaciones, ejemplificando el diseño de línea de base múltiple mediante la aplicación de un programa para incrementar la conducta segura de los trabajadores en dos empresas. Los trabajos de López-Mena están bien conectados con lo que se hace a nivel internacional y constituyen una referencia obligada para la investigación española sobre el tema…” (Meliá, Arnedo y Ricarte, 1993).

Referencia:

Meliá, J.L., Arnedo, M.T. y Ricarte, J.J. (1993). La intervención en prevención de riesgos laborales desde la perspectiva de la Psicología de la Seguridad Laboral. Papeles del Colegio. 57. Noviembre.

"Tu libro, (Intervención psicologica en la empresa) magnífico, muy bien estructurado con una base histórica muy ilustrativa y pedagógica y plenamente orientado a la acción que es de lo que se trata".
Manuel Betrasten Bellovi; 2/9/2010

Notas:

1. El Prof. J.J. Meliá es Director de la Línea de Investigación de Seguridad Laboral. Av. Blasco Ibañez, 21; 46010-Valencia. Universitat de Valencia.

2. El Prof. Manuel Betrasten Bellovi es Consejero Técnico, Centro de Condiciones de Trabajo. Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, España.

3. El libro mencionado anteriormente, tiene una segunda edición en Madrid. Año 2008; Ediciones Pirámide. www.edicionespiramide.es

martes, 26 de enero de 2010

El sentido de la seguridad


Durante el trabajo en diversas organizaciones, habitualmente cuando se les pregunta a los trabajadores para qué resulta relevante el compromiso y la mejora de las propias conductas en seguridad, uno suele encontrarse con respuestas similares a… “para que la Empresa no incremente sus cotizaciones”… “para cumplir con los estándares Corporativos”… “porque el jefe lo dice”… “para evitar problemas con el área de seguridad o prevención”… o simplemente se escucha decir que tener una conducta segura es parte de “las reglas del juego”…

Sin duda, estas respuestas tienen mucho de cierto, pero su repetición permanente debe hacernos reflexionar sobre un punto que reviste interés… ¿cómo logramos que la prevención y la mejora conductual en seguridad, realmente tenga un sentido personal para los trabajadores?

Ciertamente todo aquello que requiere un esfuerzo adicional de nuestra parte- como lo es, utilizar algún Equipo de Protección Personal, seguir la secuencia de trabajo en vez de un atajo o conducir dentro de los límites de velocidad aunque tarde unos minutos más- en muchos casos, forma parte de nuestro repertorio conductual. Generalmente lo hacemos para evitar una acción disciplinaria… lo hacemos con el fin de satisfacer a otro… o lo hacemos porque “son las reglas del juego”. Pero poco o nada se nos ha invitado a una auto-observación que nos deje ver más allá de las razones que se suelen escuchar.

Surge entonces un desafío para todos quienes realmente (y correctamente) están dispuestos a invertir tiempo y recursos en la mejora de la conducta segura en el trabajo. Entre ellos, PERSIST LTDA., a través de su metodología de autocuidado PREMAC (Prevención Mediante AutoControl), aporta - entre otras habilidades- sentido personal a la seguridad. Para ello, ante todo se invita a través de una secuencia de trabajo ordenada y probada, a que cada trabajador centre la mirada en sí mismo y su conducta, que visualice su responsabilidad y su libertad para conducir su comportamiento, pues en último término cada cual es quien decide ejecutar una acción de tal o cual manera, segura o insegura.

Cuando somos conscientes de esta innegable libertad de administrar nuestro propio comportamiento, retornamos a un camino fértil que nos invita a buscar nuestros argumentos personales, que darán sentido a la decisión de generar y mantener un hábito de conducta segura, aún cuando éste requiera de un esfuerzo adicional. Ahí es donde el Método PREMAC presenta argumentos sólidos, porque refuerza en cada trabajador su valor como persona y sus metas de vida.

Darse cuenta que existen muchísimas virtudes que destacan en cada cual, así como identificar las propias metas de vida, responde al para qué? , el esfuerzo seguro comienza a cargarse de sentido. Con claridad los trabajadores logran ver que para entregar educación a sus hijos- montar ese nuevo negocio que le apasiona- lograr la casa propia- desarrollar algún hobby- aprender idiomas- entre tantas otras metas, sin lugar a dudas se necesita estar integro y sano. Alcanzar cualquier meta personal, desde la más sencilla a la más exigente requerirá de nuestro autocuidado, requerirá que en todo momento, seamos responsables con nosotros mismos y por nosotros mismos.

El autocuidado y la seguridad laboral, deja de ser ajena, deja de ser “para otros” o “porque sí”, ahora se torna un objetivo personal y necesario, que nos habilita para alcanzar nuestras metas y estimula nuestro valor como persona.

En esta dirección el Método PREMAC de autoprotección en el trabajo, realiza su contribución, con gran aceptación por parte de los trabajadores, quienes reconocen en esta metodología un argumento para la seguridad que resulta emocionalmente significativo para ellos. Comprenden efectivamente que todo esfuerzo en la mejora conductual para la seguridad, es ante todo una ganancia personal y con ello, la conducta segura adquiere su real sentido.

Para ver más sobre este Método de Autocuidado PREMAC, visite: www.persist.cl
Consulte a: capacitacion@persist.cl